Autobús volador

China es uno de los países con mayores problemas derivados del tráfico: los largos atascos, una alta contaminación,… Además, el auge de la venta de vehículos ha intensificado el problema, con lo que se hace difícil circular por sus calles sin encontrarte atrapado en un atasco. Sin embargo, es posible que hayan comenzado a encontrar la solución a estos problemas: el Straddling Bus, un autobús que “vuela” por encima de los coches.

¿Qué es el Straddling Bus?

Como has podido ver en las imágenes, realmente no es un coche volador que atraviese el cielo. En realidad, este nuevo invento chino consiste en un nuevo tipo de transporte público que, aunque se ha denominado como autobús, podría parecerse más a un tranvía o al propio metro.

Principalmente, consiste en un vehículo gigante que circula sobre raíles, situados a los lados de la carretera, y cuya estructura se eleva más de dos metros sobre el suelo. De esta manera, los coches pueden pasar por debajo de él (o, al revés: el autobús puede sobrevolar los coches), sin suponer así un obstáculo para el tráfico (ya que, como sabes, los autobuses son uno de los elementos que más atascos producen dentro de las ciudades).

¿Imagináis que un autobús os sobrepasa por encima mientras vais conduciendo? Clic para tuitear

Características principales del autobús chino

interior autobus volador

Para que te hagas una idea, este autobús mide 38 metros de largo, casi 8 de ancho y 4,6 metros de alto (de los cuales, 2,2 están destinados al paso de los coches por debajo de la estructura y otros 2,4 al  vagón de los pasajeros). Por el momento, el modelo utilizado para esta primera prueba tiene capacidad para unas 300 personas, si bien el proyecto refleja una capacidad para alrededor de 1.400 personas, repartidas en espacios de 300. Para que te hagas una idea, uno solo de estos autobuses tiene la misma capacidad que 40 autobuses como hoy los conocemos.

En cuanto a las características técnicas de este nuevo transporte público tan peculiar, es capaz de alcanzar los 60 km/h. Su propulsión es completamente eléctrica y, como ya te hemos mencionado, se desplaza a través de unos raíles especiales colocados a ambos lados de la carretera.

En el nuevo autobús de China podrían caber 1.400 personas. Clic para tuitear

Ventajas del Straddling Bus

Básicamente, el objetivo de este nuevo medio de transporte es hacer más fácil conducir en China y acabar con los atascos eternos que se forman en sus ciudades (especialmente en las más pobladas, como Pekín o Taiwán). Sin embargo, esto no significa que ofrezca, al mismo tiempo, otras ventajas que lo hacen una gran alternativa al transporte público que conocemos hoy en día.

Por ejemplo, la construcción de un Straddling Bus permite ahorrar un 15% con respecto a la construcción de un Metro. Además, utiliza energía eléctrica para moverse, por lo que supone una alternativa más limpia y responsable con el medio ambiente. Según las estimaciones de la empresa responsable de este vehículo, gracias a este nuevo autobús podríamos reducir las emisiones de carbono en 2.500 toneladas. Este ahorro de energía viene, por supuesto, acompañado también de 800 toneladas menos de combustible consumido cada año.

La primera prueba, un éxito

Lo mejor de todo es que el Straddling Bus es ya mucho más que un proyecto de futuro. A principios de agosto conocíamos la noticia: por primera vez, se ha probado este nuevo transporte público en la ciudad de Qinhuangdao, en la provincia de Hebei. La prueba se ha realizado con el primer ejemplar de este autobús, con capacidad para 300 personas, en un recorrido de 300 metros en línea recta.

Además, de momento solo se han alcanzado los 10 km/h, pero, por los resultados, es muy probable que pronto se conviertan en un habitual en las carreteras chinas. De hecho, otras ciudades como  Shenyang y Tianjin se han puesto ya en contacto con la empresa que está detrás del ‘autobús volador’ para instalarlo en sus calles. ¿Será este el principio de su extensión por el mundo? 

Retos y preguntas

Straddling-Bus

 

Sin embargo, este autobús también ha generado algunas dudas y escepticismo, sobre todo teniendo en cuenta que en China se encuentran algunas de las carreteras más peligrosas del mundo. En primer lugar, son muchos los que se preguntan por la seguridad de este sistema en el que los coches quedan debajo de la gran estructura. Preguntas como, ¿qué ocurre si hay un accidente? ¿cómo sacar a los heridos? ¿es seguro para los motoristas? ¿será la visibilidad un problema?…

A todo ello, se le suma también el riesgo de que algún conductor sufra claustrofobia mientras el Straddling Bus sobrepasa su coche. No obstante, ideas como simular un cielo en la estructura para crear sensación de seguridad ya están en marcha, en busca de un transporte más limpio, seguro y que permita evitar atascos.

¿Es seguro el nuevo autobús volador de China? Clic para tuitear

Y tú, ¿qué opinas de este bus volador? De momento tenemos que esperar un poco más antes de poder vivir la experiencia de ser sobrepasados por un autobús mientras conducimos de camino al trabajo, o al dentista o a cualquier otro sitio que nos obligue a atravesar la ciudad. Pero, ¿cómo crees que te sentirías si este invento llegara a nuestro país? ¿Crees que es una alternativa segura a los transportes públicos que conocemos? Cuéntanoslo en un comentario o a través de las redes sociales.

Fotos: China Xinhua News.

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez
Periodista especializada en Comunicación Corporativa. Colaboradora de la revista de naturaleza NaturaHoy.

Escribe un comentario