averias coches verano

Llega el verano y, con él, los meses de más calor del año. Y, de la misma manera que el calor te hace estar más cansado o necesitar beber más agua durante el día, las altas temperaturas pueden afectar también a tu coche. Hoy te contamos las averías de coches más comunes en los meses de verano, y algunos trucos y consejos para evitarlas.

Averías de coches más comunes en verano

Con el calor, hay algunas averías de coches que incrementan considerablemente, muchas de ellas fáciles de evitar si sabes cómo. Aquí tienes algunas de ellas:

Averías del motor en verano

Los habitualmente conocidos como “calentones” son en realidad averías del motor por problemas con dos elementos fundamentales para el buen funcionamiento del coche, y que sufren mucho los efectos del calor: el electroventilador y el termostato. Estos dos elementos se encargan de regular la temperatura del motor, llevando y controlando el líquido refrigerante al motor. Si estos fallan, el líquido refrigerante no llega, produciéndose un sobrecalentamiento del motor.

Pinchazos o reventones de neumáticos

Con el calor, otro de los elementos del coche que más se deterioran en verano son los neumáticos. El efecto del calor del asfalto provoca un mayor desgaste en las gomas, lo que puede hacer que pierdan su eficacia y poner en peligro tu seguridad. Esto se une a que, además, en verano llegan las vacaciones y casi todos aprovechamos para hacer viajes en coche más largos de lo que hacemos el resto del año, lo que también provoca un mayor desgaste de los neumáticos. Por eso, es importante que en verano revises con frecuencia la presión y el estado de los neumáticos de tu coche, para evitar problemas durante tu viaje.

Problemas con el aire acondicionado

Con el abuso del aire acondicionado en verano, los filtros puede obstruirse o el contacto deteriorarse más rápidamente, llevando a una avería del aire acondicionado de tu coche (algo que, además de ser costoso, puede ser un verdadero problema en días de mucho calor). Por eso, es importante que revises el estado de los filtros del aire, los limpies y, si es necesario, cambiarlos antes de empezar el viaje.

Limpiaparabrisas

Que no los utilicemos en esta temporada normalmente no significa que no haya que revisarlos. Las gomas de los limpiaparabrisas son muy sensibles al calor y pueden deteriorarse en exceso debido a los efectos del sol. Por eso es importante que las revises bien, para asegurarte de que la goma no se cuartee y pierdan eficacia.

Válvula EGR

Esta es una de las piezas más importantes y, a la vez, menos conocidas del coche. Esta pieza se encarga de redirigir los gases con partículas contaminantes hacia el sistema de combustión, para evitar que estas partículas se acumulen y lleguen al motor. En verano, se incrementan las partículas contaminantes presentes en el aire, por lo que también aumenta el trabajo que esta parte del coche debe realizar. Esto se traduce en un mayor número de partículas y suciedad acumuladas en esta pieza, que pueden hacer que pierda efectividad y acabe averiándose o afectando al motor. Nuestro consejo: revisa la válvula EGR de tu coche antes de salir de viaje y límpiala para evitar averías este verano.

Consejos para evitar averías en verano

Además de todo lo anterior, hay algunos consejos o trucos que puedes seguir para evitar problemas con tu coche durante la época estival. A continuación te traemos una lista de sencillos consejos con los que conseguirás mantener tu coche protegido de los efectos del sol y las altas temperaturas:

  1. Intenta aparcar siempre a la sombra para evitar un sobrecalentamiento del mismo.
  2. Vigila los niveles de líquidos del coche. Es algo que debes tener en cuenta durante todo el año, pero especialmente en verano, ya que estos se evaporan con más frecuencia y el coche necesita más líquidos para refrigerarse bajo altas temperaturas. Controla bien el nivel de agua, líquido refrigerante y líquido de frenos.
  3. Evita conducir a las horas centrales de sol. Tanto por tu coche como por tu salud, es mejor aprovechar las horas menos calurosas del día para utilizar el coche, ya que este tendrá que hacer menos esfuerzo para combatir la temperatura exterior. Por eso, si por ejemplo vas a hacer un viaje, es preferible que lo hagas en las primeras horas del día o en las últimas horas de la tarde.
  4. Presta atención a los indicadores de temperatura del coche. Si ves que esta sube demasiado, lo mejor es que pares y apagues el motor para dejar que el coche se enfríe. Si este indicador no se apaga, lleva el coche al taller lo antes posible antes de volver a viajar.
  5. Lava el coche con frecuencia. De esa manera lo mantendrás fresco y aireado, evitando así un sobrecalentamiento de la chapa.
  6. Abre las ventanillas cuando te montes para limpiar el aire acumulado dentro del habitáculo.
  7. Evita movimientos bruscos mientras conduces. Es algo que debes evitar todo el año, pero en verano esta precaución debe incrementarse porque, al realizar maniobras bruscas, el motor se recalienta más de lo recomendado, pudiendo averiarse.

Este verano, la Asistencia en Viaje de Qualitas Auto

Pero, ¿y si a pesar de seguir todas las recomendaciones, no puedes evitar la avería de tu coche en verano? Si tu coche se avería o tienes un accidente, recuerda que en Qualitas Auto incluimos por defecto la asistencia en viajes en todos nuestros seguros. Porque un buen seguro a buen precio, es posible. Compruébalo calculando tu precio con nosotros.

CALCULA TU SEGURO

Y además, nuestra cobertura de Asistencia en Viaje te ofrece mucho más que la grúa en menos de 45 minutos. ¿Quieres descubrir todo lo que podemos hacer por ti este verano? Te lo contamos aquí. 

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez
Periodista especializada en Comunicación Corporativa. Colaboradora de la revista de naturaleza NaturaHoy.

Escribe un comentario