BMW sistema de conducción

Los avances tecnológicos que desde hace algunos años se están produciendo en el campo de la robótica están permitiendo que la conducción automática total sea cada vez más real. Desde Qualitas le invitamos a descubrir estas innovaciones tecnológicas que, entre otras cosas, revolucionarán la seguridad vial.

Desde el Centro de Automática y Robótica del CSIC afirman que la conducción automática es ya perfectamente viable, y que de aquí a dos o tres años los coches automáticos comenzarán a poblar las ciudades. En Nevada (EEUU) ya se ha matriculado el primer coche sin conductor, un Toyota Prius.

El principal objetivo de la incorporación de esta tecnología de vanguardia es incrementar la seguridad de los conductores. Cuatro son principalmente las marcas de coche que están dando pasos agigantados hacia la consecución de este fin: BMW, Mercedes Benz, Volkswagen y Nissan.

Interior del Toyota Prius Hybrid

BMW

BMW equipó uno de sus modelos Serie 5 con radares, sensores y cámaras para que recogieran información, la enviaran a una centralita y desde ésta mandaran las órdenes pertinentes al vehículo (mantener la posición, pisar el acelerador o el freno, adelantar a otros vehículos…) Para activar este sistema el conductor sólo tiene que pulsar un botón.

Mercedes Benz

Mercedes Benz ha diseñado un mecanismo denominado “Automated Driving”, muy parecido al desarrollado por BMW, pero que controla el volante, el acelerador y el freno conforme a unas órdenes que le llegan a través del GPS. Este sistema es utilizado por los investigadores para realizar pruebas extremas con el coche.

Volkswagen

Por su parte Volkswagen ha desarrollado el “Temporary Auto Pilot”, un dispositivo que cuando se activa mantiene la posición del vehículo en el centro del carril, conserva la distancia de seguridad, para y arranca en los atascos y respeta los límites de velocidad.

Nissan

Aunque quizás el más vanguardista en este campo sea Nissan, que está colaborando con el Instituto Politécnico Federal de Lausana (Suiza) para desarrollar un sistema que capte las ondas cerebrales del conductor y transmita las órdenes directamente al automóvil. La premisa que se esconde tras esta investigación es la reducción del tiempo de reacción en caso de peligro, y de hecho el Grupo de Aprendizaje de Máquinas de la Universidad Técnica de Berlín ha demostrado que esto es posible.

En un experimento colocó electrodos en el cuero cabelludo de un sujeto y también en la pierna derecha, y lo puso a conducir un coche virtual a 100Kms/h detrás de otro vehículo. Llegado un momento éste frenó, y cuando analizaron la respuesta cerebral detectaron que daba la orden de frenar 130 milisegundos antes de que la pierna se accionara. A esa velocidad habría reducido la distancia de frenado unos 4 metros.

Otro frente interesante se abre con las personas invidentes. Google y Toyota llevaron a cabo un experimento poniendo al volante a Steven Mahan, un hombre con una discapacidad visual del 95%. Gracias a los radares, cámaras y sensores incorporados en el coche Mahan circuló por la ciudad, llegando a hacer dos paradas.

¿Busca un seguro de calidad? El Todo Riesgo de Qualitas Auto le ofrece las mejores coberturas del mercado y la protección de una compañía solvente y cercana.

 

Vía | Tráfico y Seguridad Vial

Carlos Jordán
Escrito por Carlos Jordán
Periodista y fotógrafo sevillano. Responsable de la sección de cine del programa de radio Generación Geek . Redactor y editor en Frikarte . Redactor y fotógrafo en ArteSacro . Sígueme en Facebook , Twitter o Google+ .

    2 comentarios

Escribe un comentario