Conducir con nieve

Como aún quedan varios días para que acabe el invierno, es más que probable que en estos días en sus desplazamientos en coche se encuentre en algunas carreteras con nieve. La nieve es quizá el enemigo más temible de la conducción, ya que los niveles de adherencia del neumático con el firme descienden de forma peligrosa. Para evitar problemas sobre capas de resbaladiza nieve, en Qualitas Auto queremos ofrecerle algunos trucos para frenar el coche sobre nieve. Además también le ofreceremos algunos consejos paralelos para conducir con frío.

TIP: También si lo desea puede echarle un vistazo al post que escribimos en su momento sobre las 10 precauciones que debe tomar si conduce en invierno. Seguro que le sirve de ayuda.

mercedes benz frenando nieve

Muchas marcas de coches ofrecen cursos y experiencias para aprender a conducir y frenar sobre nieve. Foto: Mercedes-Benz.

Arrancar, frenar… hasta cómo vestirse

Antes que enseñarle cómo debe frenar su coche si circula por una travesía con nieve, lo primero sería ver cómo arrancar, ¿no? Pues no. Antes de arrancar un consejo práctico y muy propio de las frías temperaturas invernales es revisar la vestimenta que llevamos. Sí, es cierto que ahí fuera hace frío, pero conducir con ropa de abrigo demasiado abultada o que limite nuestros movimientos podría provocar que perdamos soltura en la conducción, que estemos más torpes a la hora de maniobrar. Otro punto importante es el tema de llevar guantes de nieve. Evítelos y conduzca con las manos desnudas. De esta forma el grueso material de los guantes de nieve no provocará que el volante se le resbale de las manos y así perder el control del coche en los momentos más determinantes. Dentro del coche, si tiene frío, ponga la calefacción.

Una vez dado este primer “pre consejo”, ahora sí podemos proceder a arrancar nuestro vehículo. Si tenemos que iniciar la marcha del coche sobre la nieve lo mejor es hacerlo de forma suave, en primera marcha o (incluso mejor todavía), en segunda velocidad. Esto se hace para evitar que las ruedas no tiendan a patinar sobre la nieve o el hielo. Si nos vemos obligados a frenar el coche, lo mejor es hacerlo en línea recta, es decir, con el volante recto. De esta forma se evitará que las ruedas estén orientadas hacia los laterales y el coche pierda estabilidad al estar sobre nieve. La opción de frenado en línea recta se aplica también para las curvas. Reduciremos la velocidad, cogeremos un primer tramo de la curva en línea recta mientras frenamos y giraremos lentamente siguiendo la curva.

Conducir con nieve

Una vez con el coche en circulación, la conducción no debe ser brusca;  esto es, que las maniobras que hagamos con nuestro coche se realicen de forma progresiva. Si en nuestro camino encontramos una placa de hielo o un nevero, deberemos reducir la velocidad hasta adaptarla nunca a más de unos 20 kilómetros por hora o incluso al paso humano. Otro elemento con el que tenemos que tener cuidado si circulamos sobre nieve son las marcas que quedan sobre la blanca superficie. En un principio si estas marcas son provocadas inmediatamente por los coches que vienen delante, no debería haber grandes problemas ya que están recién creadas, pero si las rodaduras señaladas en la nieve llevan mucho tiempo ahí, es posible que se haya formado hielo en estas ranuras. Evite pasar las ruedas de su coche por estas marcas.

coche blanco sobre nieve

Para frenar en curvas primero encare lentamente el primer tramo en línea recta. Luego adáptese suavemente a la curva. Foto: Volkswagen.

Es posible que la nieve sea la suficiente como para tener que colocar cadenas de nieve. Aquí le decimos cómo ponerlas en 3 sencillos pasos.

En cuanto a luces del coche, casi toda la artillería encendida. Conduzca con luz de posición más la de cruce, y no escatime en usar las luces antiniebla pero ojo, sólo la delantera. La trasera resérvela para casos de nevada muy fuerte ya que podríamos deslumbrar a los coches que tenemos a nuestra espalda. Si se presentara la niebla en su trayecto, también puede seguir estos consejos antiniebla.

Con frenos ABS, mejor que mejor

¿Para frenar con nieve es mejor tener ABS? Siempre ha existido la duda de si es mejor a la hora de frenar con nieve, que nuestro coche cuente con sistema de frenos ABS o no. La respuesta es que. Y es que recordemos que los frenos ABS no son otra cosa que un sistema de nuestro coche para evitar que las ruedas se bloqueen a la hora de frenar de forma brusca o en circunstancias extremas. El motivo de que este sistema de bloqueo de frenos se llame ABS es que viene del alemán Antiblockiersystem (ABS). Como curiosidad también señalar que el ABS es un invento patentado en 1936 por la compañía Bosch y que originalmente se pensó no sólo para coches, sino también para aviones.

Por último, tenga en cuenta que conducir en condiciones difíciles como conducir y frenar con nieve hace más pesada la tarea de dirigir su coche. Para evitar la aparición de los síntomas de la fatiga, se recomienda parar cada hora y descansar un poco. Recordamos que lo habitual es parar cada 2 horas, pero con nieve es mejor extremar las precauciones.

Estos han sido algunos consejos prácticos y útiles por si tiene que frenar sobre nieve, o incluso arrancar y circular. En Qualitas Auto nos gusta aconsejar a todos los conductores sobre temas de seguridad vial, como estos consejos para conducir con viento que puede consultar en nuestra web desde hace tiempo pero siguen muy en vigor. Si tiene que salir de viaje, ya sea en distancias cortas o largas, tenga siempre mucha precaución y conduzca siempre con toda seguridad. Tanto usted como su coche lo agradecerán, y si quiere cubrir cualquier tipo de improviso en caso de que finalmente resbale sobre la nieve y tenga alguna incidencia con su coche, en Qualitas Auto le ofrecemos nuestro seguro a todo riesgo. Realice un presupuesto en nuestra web y sorpréndase con el bajo precio para un producto de total calidad.

Rafa Castro
Escrito por Rafa Castro
Guionista y publicista 2.0. Social Media Engagement & Community Manager. Aficionado al deporte, a los coches y a la automoción. También cine y series. Curioso por naturaleza, tecnológico declarado.

    1 comentario

Escribe un comentario