Como se hacen las carreteras

Los romanos inventaron las primeras carreteras, pero no fue hasta la aparición de los coches y de los vehículos a motor cuando las vías de comunicación como las autopistas y las carreteras asfaltadas se hicieron imprescindibles para el funcionamiento de la vida tal y como hoy la conocemos. Nosotros queremos rendir nuestro propio homenaje y el reconocimiento a los lazos que unen nuestro día a día. Las carreteras son algo que parece que siempre han estado ahí y en lo que no reparamos hasta que se cortan o se atascan. La forma de elaboración de estas vías de circulación se realiza de una forma que le sorprenderán.

Planeando carreteras: El diseño

La red de carreteras de todo el planeta es inmensa. Sólo en Estados Unidos más de 6 millones de kilómetros de asfalto recorren uno de los principales países en cuanto a industria automovilística. Por eso en una cantidad ingente de carreteras, su correcta planificación y la toma de decisiones a la hora de construir una carretera son fundamentales. ¿Qué localidades se unirán? ¿De qué depende algo tan sumamente importante como que un grupo de personas estén mejor comunicadas entre sí? Diseñar carreteras debe hacerse siempre pensando en su funcionalidad y el primer objetivo del ingeniero debe ser hacerla segura con el fin de disminuir los accidentes de tráfico. Muchas de las carreteras que hoy usamos fueron diseñadas hace años, con lo que el caudal de tráfico que se esperaba ha aumentado de forma considerable y hay que actualizarlas. Tener una red de carreteras renovada y de buena calidad es, según algunos, un indicador muy válido para ver el nivel de avance de un país.

BMW Serie 3 coupé de viaje.

Un BMW Serie 3 circulando por una carretera… que igual necesita un arreglo. Foto: BMW.

Construir una carretera

Una gran autopista puede tardar en construirse unos 2 años, y cuesta alrededor de 500 millones de euros (dependiendo siempre de la longitud de la misma, claro está). Primero se suele disponer una base de hormigón armado. El hormigón es un material resistente que se coloca sobre la capa del suelo y suele reforzarse con un entramado de varillas de acero. Una vez tenemos el hormigón, hay que añadir asfalto para un mejor agarre de los neumáticos del coche al firme. El asfalto sólo puede añadirse cuando está caliente, ya que es un material que se solidifica muy rápido. Una vez desde que se fabrica el asfalto hasta que se solidifica los obreros disponen tan sólo de 60 minutos para esparcirlo. Por eso la mejor solución para grandes construcciones de carreteras es tener una pequeña fábrica de asfalto cerca, por lo que se disponen máquinas especiales para su elaboración en el mismo lugar de la obra. Normalmente se suelen colocar 2 capas de asfalto para que el desgaste que provocarán los coches y camiones sobre la carretera no tenga un elevado impacto sobre el hormigón. Hay que tener en cuenta también que el clima es fundamental a la hora de fabricar el asfalto y colocarlo sobre la carretera. La temperatura influye en la preparación y la velocidad de secado del asfalto. Por lo tanto este será un factor a tener muy en cuenta en un país de contrastes climatológicos como el nuestro, en el que en diferentes regiones podemos experimentar los efectos de conducir con viento, frío o elevadas temperaturas.

¿Qué materiales componen el asfalto?: Cemento líquido, arena, piedra, gravilla y agua fría.

Audi

Que el coche sea uno con la carretera en cuestiones de adherencia es uno de los objetivos de los constructores de carreteras. Foto: Audi.

Con los materiales preparados, un vehículo especial reparte el hormigón sobre las estructuras de mallas metálicas, justo después otra máquina pasará lentamente por encima eliminando grumos y bolsas de agua que se producen en el hormigón, dejándolo bien allanado mientras se endurece. Sin embargo este trabajo de alisado será completado manualmente por los operarios de la carretera. Por otro lado una carretera no puede ser completamente lisa, ya que en días de conducción con lluvia esta superficie se convertiría en una pista de patinaje. Para evitar que los coches resbalen, la superficie se araña con un rastrillo creando surcos que dotarán a los neumáticos de una adherencia extra. Una vez hecho esto basta con aplicar las capas de asfalto que sean necesarias.

Desde que se termina de construir una carretera hasta que quede obsoleta pasarán muchos años. La planificación y la previsión dicen que el periodo de buena salud de una carretera puede alcanzar los 40 años.

Rafa Castro
Escrito por Rafa Castro
Guionista y publicista 2.0. Social Media Engagement & Community Manager. Aficionado al deporte, a los coches y a la automoción. También cine y series. Curioso por naturaleza, tecnológico declarado.

    4 comentarios

  1. Pedro lam ares 30/01/2018 at 3:04 pm Responder

    muy util

    • Soledad Pérez
      Soledad Pérez 02/02/2018 at 12:47 pm Responder

      ¡Nos alegra que te haya resultado útil nuestro artículo Pedro! Un saludo.

  2. Pedro lam ares 30/01/2018 at 3:04 pm Responder

    holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Escribe un comentario