Dummy

El Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón, de la Universidad de Zaragoza, ha dado un paso más en el análisis de cómo responden los cuerpos de hombres, mujeres, niños y ancianos cuando son víctimas de un accidente. Tradicionalmente se han hecho pruebas de choque (crash tests) con los famosos dummies, muñecos fabricados para reproducir la fisionomía de los distintos tipos de seres humanos. Sin embargo en este Instituto, y por primera vez en nuestro país (ya se hace en otros siete países), se van a empezar a hacer pruebas con cadáveres humanos. Qualitas Auto te invita a descubrir más sobre esta innovación.

A pesar de lo escabroso que puede resultar en un principio, la utilización de cuerpos que han sido donados a la ciencia y la investigación puede ayudar a conocer mucho mejor las lesiones (sobre todo de columna vertebral) que sufren los conductores y pasajeros que son víctimas de una colisión. Francisco J. López-Valdés, ingeniero del Centro de Biomecánica Aplicada de la Universidad de Virginia (Estados Unidos) y perteneciente al grupo de investigadores de este estudio, opina que “los dummies son una herramienta muy útil, pero imperfecta. La sección torácica de la columna vertebral humana está formada por 12 vértebras que se articulan de forma flexible entre sí. Sin embargo, en el dummy que se utiliza actualmente (Hybrid III) en todas las pruebas de homologación de vehículos, la columna es una pieza metálica totalmente rígida”. Por ello los exámenes de deformación de la columna vertebral no serían igual de válidos en un dummy que en un cadáver.

El coordinador del proyecto e ingeniero del Instituto, Juan José Alba, mencionó no obstante que, aunque lo más parecido que hay a un humano vivo es un cadáver, las pruebas con estos tampoco son perfectas porque, por ejemplo, carecen de tono muscular. Es por ello que la otra finalidad del proyecto es desarrollar dummies con una fisionomía más parecida a la de los seres humanos, de forma que en un futuro (muy lejano, admiten) sea innecesario utilizar los cuerpos de los donantes. De todas formas los investigadores se muestran algo desconcertados por el revuelo que ha creado la información, sobre todo cuando, según dicen, las prácticas con donantes fallecidos no se ven tan monstruosas si sirven para formar a nuevos médicos.

Para la cesión de los cadáveres se ha llegado a un acuerdo con los centros de coordinación de donaciones que incluye la presencia de un comité de expertos en ética para asegurar el respeto a la dignidad del donante en todas las prácticas. En las principales zonas de riesgo de los cuerpos (cabeza, columna vertebral y tórax) se colocarán sensores para medir con más precisión cómo se comportan esas estructuras en una colisión.

La investigación sobre cómo reaccionan los cuerpos ante un siniestro ayuda a desarrollar tecnologías y diseños que reduzcan el riesgo en caso de choque.

Qualitas Auto pone a disposición de sus clientes una amplia gama de productos con extensas coberturas que garantizan su tranquilidad si sufre un accidente de tráfico o si tiene algún imprevisto en carretera.

 

Vía | DGT

Carlos Jordán
Escrito por Carlos Jordán
Periodista y fotógrafo sevillano. Responsable de la sección de cine del programa de radio Generación Geek . Redactor y editor en Frikarte . Redactor y fotógrafo en ArteSacro . Sígueme en Facebook , Twitter o Google+ .

Escribe un comentario