realidad-aumentada

La realidad aumentada ¿Qué es? ¿Y cómo se aplica en los coches? Respondiendo a la primera pregunta, podemos definirla como una visión a través de un dispositivo tecnológico, directa o indirecta, de un entorno físico del mundo real, cuyos elementos se combinan con otros virtuales para la creación de una realidad mixta en tiempo real. La respuesta de la segunda pregunta puede leerla en el siguiente apartado.

La realidad aumentada: aplicaciones en los coches

1. Un parabrisas convertido en pantalla

Con la iniciativa de Jaguar Land Rover, los cristales del coche se pueden convertir en en una plataforma para ver qué le rodea. Se convierte en una superficie capaz de reconocer y entender qué sucede a su alrededor. Sería una especie de copiloto virtual con un campo de visión de 360º. Se ha desarrollado una interfaz capaz de proyectar sobre estas superficies dibujos e imágenes en tiempo real.
¿Cómo funciona?
Se vale de los sistemas de seguridad activados basados en cámaras de vídeo y sensores de proximidad. Con este sistema, se puede reconocer la trayectoria de automóviles y peatones dibujando su recorrido sobre el parabrisas. De esta forma, el conductor reduce sus distracciones.

¿Qué beneficios tiene?

Se convierte en la primera alerta ante un posible riesgo de colisión o atropello. En el caso de que el conductor no hiciese caso a estas señales, el coche comenzaría a realizar las maniobras pertinentes.

2. Sistema de navegación GPS.

Con la realidad aumentada, en el parabrisas también aparecería un vehículo virtual que indicaría cuál es el camino hacia su destino.

Realidad aumentada para evitar los ‘puntos ciegos’

Un equipo de investigadores de la Universidad de Keio, en Japón, está investigando en un sistema con retroreflectores que convierte a un vehículo en virtualmente transparente. Permite ver a través de los materiales y esquivar los ‘puntos ciegos’.

¿Cómo funciona?

Este sistema permite ver al conductor de un coche a través del chasis del vehículo aquellos objetos que hasta ahora quedan fuera del alcance de la vista.

El dispositivo se basa en una serie de cámaras y proyectores que reflejan la luz sobre materiales retroreflectantes que permiten una luminosidad en la que podría ver las imágenes en pleno día.
Un ejemplo representativo sería el siguiente:
Una cámara instalada en el maletero capta la imagen de los pasajeros de detrás y la envía a dos proyectores situados dentro del vehículo: el primer proyector refleja la imagen en los asientos traseros y el segundo sobre una pantalla de cristal especial, colocada justo entre el conductor y el obstáculo. Esto hace que pueda ver a los pasajeros antes de dar marcha atrás como si nuestro vehículo fuera transparente.

A destacar

El conductor puede ver lo que pasa detrás y a los lados aunque haya pasajeros sentados en los asientos. Se está comentando en el sector automovilístico convertir el concepto en un sistema extendido comercialmente. Como ventaja principal destaca la visión panorámica que le ofrece al conductor de manera que se pueda usar intuitivamente.
Esta tecnología podría usarse en otros sectores y medios de transporte. Como por ejemplo en la cabina de un avión, en edificios de oficinas donde los empleados pudieran ver las vistas de su ciudad. Esto son solo suposiciones, el objetivo es conseguir que se traslade a los coches y que ayuden a salvar los puntos ciegos para evitar los accidentes.
Recuerde que siempre debe conducir con su seguro de coche. Las novedades tecnológicas no influyen en rescindir de su póliza para circular seguro. Puede consultar Qualitasauto.com es para comprobar cuál es el seguro que más se adapta a sus necesidades.

Escrito por María Charneco

    1 comentario

  1. Taller coches Barcelona 24/02/2015 at 10:58 am Responder

    Las posibilidades que genera la realidad aumentada en todos los sectores es brutal, pero en el mundo del motor va a conseguir mejorar mucho la seguridad de los vehículos y evitar así accidentes.

Escribe un comentario