By Rico Heil (User:Silmaril) (private photo) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)], via Wikimedia Commons

Marzo comienza y con él una de las efemérides más importantes del año en el mundo del arte y la pintura. El 6 de marzo se cumple el 539º aniversario del nacimiento de Miguel Ángel Buonarroti, el artista total, una de las primeras personalidades de la historia que dominó de forma magistral prácticamente todas las artes: Pintura, escultura, poesía, arquitectura… Miguel Ángel es el símbolo de un perfeccionismo y por ello en Qualitas Auto nos sentimos identificados con su calidad y buen gusto. Continuamos de esta forma nuestra serie de grandes genios dedicados a la pintura que ya iniciamos el mes pasado con Renoir, y le invitamos a que inicie con nosotros este recorrido por la vida, obra, curiosidades y el talento de Miguel Ángel, el primer artista total.

La lucha por ser un genio del arte

Miguel Ángel Buonarroti nació un 6 de marzo de 1475 en Caprese, Italia, y sus primeros años de vida fueron duros. Su madre estaba gravemente enferma y por ello tuvo que pasar el primer lustro de su existencia al cuidado de una matrona. Respecto a esta matrona encontramos la primera anécdota de la vida de Miguel Ángel, y es que se da el caso de que el marido de la matrona trabajaba en una cantera como picapedrero. Años más tarde sería el propio Miguel Ángel el que diría que su pasión por la escultura le viene porque “se amamantó con leche de cantera”, haciendo referencia a la profesión del matrimonio que se encargó de él en sus primeros días de vida. Volviendo a su infancia, Miguel Ángel tenía 5 hermanos y un padre que tenía un negocio familiar. La idea del cabeza de la familia Buonarroti era que su pequeño Miguel Ángel se dedicara al negocio familiar o que en todo caso se pusiera a estudiar. Pues bien, ni lo uno ni lo otro. Por fortuna parece que la vida tenía otros planes muy diferentes para él. A los 12 años de edad, el joven Miguel Ángel ya tenía claro que quería ser un artista y se puso a cargo del taller de Domenico Ghirlandaio, donde se inició en la pintura mediante el arte del fresco. El talento de Miguel Ángel era tan grande que en sólo un año se convirtió en un experto de los pinceles, tanto que al año siguiente, a la edad de 13 decidió que ya dominaba suficientemente la pintura, así que se puso a aprender escultura a las órdenes de su segundo maestro: Bertoldo di Giovani. De esta forma podemos ver cómo Miguel Ángel fue un genio polifacético y muy precoz.

retrato miguel angel

Retrato de Miguel Ángel según Daniele da Volterra. Imagen: Wikimedia Commons (dominio público).

Miguel Ángel, el hombre orquesta

A menudo se ha comparado la labor artística de Miguel Ángel Buonarroti con un hombre orquesta. Un hombre orquesta, con sus múltiples instrumentos ejecutados por una sola persona al mismo tiempo es la demostración de que alguien es capaz de tener el “arte” suficiente como para tocar una trompeta, unos platillos, una guitarra y un tambor al mismo tiempo. Lo mismo sucede con la polifacética vena artística de Miguel Ángel. Pintor, escultor, arquitecto, poeta… artista. Por eso decimos sin miedo a equivocarnos que Miguel Ángel es el primer artista total (con permiso de su coetáneo Leonardo Da Vinci, con quien por cierto mantuvo una profunda enemistad). Miguel Ángel es uno de los llamados 4 grandes genios del Renacimiento (junto con Rafael Sanzio, Donatello y su enemigo Leonardo Da Vinci), y precisamente una de las características inherentes de los hombres del renacimiento es esa: el dominio de varias disciplinas artísticas. Es curioso cómo esta faceta múltiple se traslada a nuestros días en nuestras profesiones, donde debemos conocer cuantas más ramas del saber posibles para no quedarnos obsoletos.

Un falsificador nato del que se hacían biografías

¿Sabía usted que la magnitud artística de Miguel Ángel fue tan grande que él fue la primera persona de la cual se escribió una biografía mientras aún vivía? Pues bien, no fue solamente una biografía, sino dos. La primera se tituló Le vite de’ più eccellenti pittori, scultori, ed architettori, y la escribió en 1550 el amante del arte Giorgio Vasari. En esta biografía se menciona el genio de Miguel Ángel entre varios artistas (entre los cuáles él era el único que en ese momento estaba vivo). La segunda mención en vida en forma de biografía vendría con Vita de Michelangelo Buonarroti, escrita en 1553 por Ascanio Condivi, uno de sus alumnos. Este reconocimiento artístico que el bueno de Miguel Ángel alcanzó en vida se debe al genio que demostró en episodios de su vida como cuando modificó de tal forma una escultura suya de San Juan Bautista que la hizo pasar por una pieza antigua. El detalle en las obras de Miguel Ángel era tan preciso que consiguió vender esta pieza “falsificada” a un coleccionista de arte. Y aunque finalmente se descubrió el engaño (que Miguel Ángel hizo como un reto), el comprador quedó tan impresionado que invitó al genio a Roma bajo su cargo. Este coleccionista se trataba nada menos que de Lorenzo di Pierfrancesco, un banquero y político relacionado con la poderosa familia Médici.

Lorenzo de Medici pintado por Macchietti.

Lorenzo de Medici, también conocido como Lorenzo el Magnífico en un cuadro de Girolamo Macchietti. Imagen: Wikimedia Commons (dominio público).

Ponga un mecenas en su vida

La libertad en las obras de Miguel Ángel no se podrían entender sin el protectorado de un mecenas. En la familia Médici el artista encontró su sitio. Estamos ante otra de las características de los artistas del Renacimiento: La presencia de un mecenas protector, gente cultivada y muy adinerada que apreciaba el arte, que gustaba de rodearse de artistas y que sufragaban los gastos de estos genios. Bajo el protectorado de Lorenzo de Médici, Miguel Ángel obtuvo algunos privilegios a los que no todos podían acceder. Uno de ellos fue el de estudiar la anatomía humana mediante la exploración de cadáveres, una práctica prohibida por la iglesia católica. Sin embargo el contacto con estos cadáveres le hizo enfermar. Por suerte se recuperó del trance y pudo seguir creando. Además de su mecenazgo, Miguel Ángel realizó encargos para la Iglesia, manteniendo una relación de amor-odio con varios Papas. Y es que Miguel Ángel era conocido, además de por su arte, por su mal genio (muchos de sus contemporáneos lo consideraban maleducado, antipático y difícil de tratar). Otra anécdota de su vida nos cuenta el momento en el que uno de los Papas que conoció le encargó  un proyecto que sin embargo el sumo pontífice abandonó a la mitad. El enfado de Miguel Ángel fue tan mayúsculo que se fue de Roma y se instaló a Florencia, negándose a reunirse con el Papa para que le diera explicaciones. Este episodio casi le cuesta la excomunión.

Las obras de Miguel Ángel

A todo genio del arte se le conoce por sus obras. Las obras de Miguel Ángel han pasado a la historia del arte y al imaginario popular del mundo como un inspirado ejemplo del mejor arte. Hoy en día se tratan de obras que más que a un estilo artístico, el Renacimiento, pertenecen más bien a la globalidad común. La estatua del David de Miguel Ángel está ligada a Florencia, pero también a Italia, a Europa y al mundo. El David tiene una mirada más propia de persona viva que de estatua, tanto que se dice que cuando lo creó, Miguel Ángel golpeó la rodilla del coloso de mármol con su martillo porque quería comprobar si podía quejarse. El David pesa más de 5 toneladas y mide 5,17 metros de altura. Para moverlo desde el taller de Miguel Ángel hasta la plaza del ayuntamiento de Florencia hicieron falta 45 hombres que trabajaron a destajo durante 5 días. La creación de esta magna obra de arte le llevó al artista 3 años de su vida.

La otra obra maestra de Miguel Ángel fueron los frescos pintados en el techo de la Capilla Sixtina del Vaticano y dedicados al Juicio Final. Bajo un un encargo del Papa Julio II, Miguel Ángel pasó 4 años de su vida pintando este conjunto monumental. La importancia de estos frescos es tan grande que se dice que con ellos se inicia el periodo renacentista en historia del arte. Contemplar la decoración de esta capilla es un regalo para los ojos, por lo que si no puede ir a admirarla in situ, aquí tiene un enlace en el que se hace un recorrido 3D por la Capilla Sixtina. Una delicia visual.

capilla-sixtina

Una maravilla. Contemplar la Capilla Sixtina es presenciar una de las visiones más hermosas del planeta. hay que ir al menos una vez en la vida. Foto: Snowdog vía Wikimedia Commons.

La grandeza de contemplar obras de arte como esta provoca situaciones como la que se dice que vivió el escritor Stendhal, que al visitar la Iglesia de la Santa Croce de Florencia (lugar donde está enterrado Miguel Ángel) tuvo que salir del templo mareado ante tanta belleza. Desde entonces se conoce en psicología al “síndrome de Stendhal” como el síntoma que sufrimos cuando estamos abrumados ante algo maravilloso. Se refleja de forma ejemplar en este spot de la marca de coches Audi de hace algunos años.

Otras grandes obras de Miguel Ángel son la Piedad, una hermosa estatua en la que la Virgen María sostiene el cuerpo de Cristo fallecido, los cuadros religiosos que pintó, como el Tondo Doni, el cuadro redondo que representa a la Sagrada Familia y que el artista creó como regalo de bodas para un amigo, o la obra escultórica de la tumba del papa Julio II, donde se da la anécdota que el genio representó a Moisés… con cuernos al interpretar de forma errónea la palabra hebrea utilizada para decir “rayos de luz”, y traducirla como “cuernos” en italiano. Miguel Ángel fallecería en Roma a la respetable edad de 88 años un 18 de febrero de 1564.

Tondo Doni

Tondo Doni o Sagrada Familia, un regalo de bodas de Miguel Ángel Buonarroti a un amigo. Foto: Wikimedia Commons (dominio público).

Hasta aquí los episodios menos conocidos de la vida de Miguel Ángel, el primer gran artista. El próximo mes traeremos las obras de otro gran artista que analizaremos para ustedes. Hasta entonces seguiremos hablando de novedades, curiosidades e informaciones relacionadas con el mundo en general y con el motor en particular.

Fuentes: Fuentes propias, eHowEnEspanol, Lienzos.net, Pijama Surf.

Rafa Castro
Escrito por Rafa Castro
Guionista y publicista 2.0. Social Media Engagement & Community Manager. Aficionado al deporte, a los coches y a la automoción. También cine y series. Curioso por naturaleza, tecnológico declarado.

Escribe un comentario