Smalltoe - Moto más pequeña del mundo

La moto más pequeña del mundo puedes tenerla al alcance de tu mano y la puedes conducir.

La moto más pequeña del mundo

¿Quién le iba a decir que podría coger una moto con sus propias manos? La moto de la que hablamos se llama Smalltoe y se encuentra en el libro Guinness de los récord porque es la moto más pequeña del mundo, con un tamaño menor a un brik de leche.

Smalltoe

La moto fue creada por un ingeniero sueco, Tom Wiberg, en 2003. Con el objetivo de comprobar que su construcción era viable se presentó ante el libro Guinness de los récord. Quería demostrar que era una moto completamente funcional. Para ello, se montó en ella y la pilotó durante casi once metros, por lo que obtuvo el certificado oficial. Aunque esta creación es para quedarse con la boca abierta, no es un medio demasiado cómodo.

Esta moto de apenas 1,1 kilos recibe el nombre de Smalltoe porque Wiberg al ver que era totalmente opuesta a la Big Toe, la  más alta del mundo, también creada por él, decidió llamarla todo lo contrario.

Construcción

Smalltoe está creada a partir de un bloque de aluminio mecanizado. Su longitud es de  solamente de 8 centímetros de rueda a rueda, su asiento se encuentra solo a 6’5 centímetros del suelo y tiene un pequeño motor de gasolina de sólo 0,3 CV. Se presupone que está compuesto por un motor derivado de un coche de radiocontrol, con una cilindrada de 10 centímetros cúbicos aproximadamente. No posee dirección prácticamente y la distancia máxima recorrida ha sido de 11 metros de distancia.

No tiene neumáticos, ya que no existen gomas tan pequeñas para ello. Para poder arrancar la moto se necesita una herramienta específica para que sirva de palanca, también es necesario llevar dos soportes metálicos en los zapatos para que se enganchen a los laterales de la moto y se pueda pilotar. Soporta el peso de una persona a una velocidad punta de 2 kilómetros por hora. Lo que no necesita es ni cascos, ni espalderas solo equilibrio y mucha paciencia, el reto es mantenerse arriba ya que caerte no supondría ningún problema; no llegaría hacerse ni un rasguño. Si quiere compararlo con su opuesto, le dejamos a la Leonhardt Gunbus 410, la motocicleta de producción más grande del mundo con un motor de V-Twin de casi siete litros de cilindrada.

 

Escrito por María Charneco

Escribe un comentario