Porsche 911 - coches autónomos

Que los coches autónomos son cada día más una realidad no es ninguna novedad. Sin embargo, ¿tienen cabida en todas las marcas de automóviles? Porsche no lo tiene tan claro. La casa alemana de deportivos de lujo, que en febrero negaba que este tipo de vehículos tuvieran hueco en su catálogo, admite ahora la conducción autónoma como una alternativa real. Eso sí, a su manera: la marca no fabricará coches exclusivamente autónomos.

Superdeportivos autónomos, ¿tienen sentido?

A principios de 2016, Oliver Blume, CEO de la marca alemana, descartaba la idea de incluir coches de conducción autónoma dentro de su oferta. ¿Por qué? Sencillo. Según él mismo explicaba, “cuando compras un Porsche, es para conducirlo tú mismo”. Y tiene sentido, ¿no crees? Lo cierto es que somos muchos los que soñamos con poder conducir un superdeportivo del nivel del Cayenne o el nuevo 911, por lo que privar a sus clientes de esta posibilidad no es una opción real para la compañía.

Sin embargo, parece que ahora Porsche sí ha encontrado la manera de llevar estos coches del futuro a sus modelos. Sin dejar de preferir la conducción manual, la marca acepta ahora que hay momentos en los que la conducción autónoma puede ser muy ventajosa. Por eso, la casa alemana plantea una alternativa real: un coche deportivo con un modo opcional de conducción autónoma.

'Cuando compras un Porsche, es para conducirlo tú mismo' Clic para tuitear

¿Cómo funciona el coche autónomo de Porsche?

Volante Porsche

Después de muchas vueltas, la marca alemana ha llegado a una conclusión importante: a pesar de llevar un superdeportivo, hay entornos y momentos en que disfrutar de la conducción es imposible. Ahí es donde entra en juego la conducción autónoma en Porsche. La idea es la siguiente: un superdeportivo de conducción manual, pero con la posibilidad de activar el modo autónomo para esos momentos. “Por ejemplo, cuando estás en un atasco, hay una posibilidad de leer el periódico, o cuando vas a un restaurante y no hay sitio para aparcar, el coche lo hará por ti y después vendrá a buscarte cuando abandones el restaurante”, explica Blume.

La nueva propuesta de Porsche: un modo opcional de conducción autónoma. Clic para tuitear

Así, solo tienes que darle a un botón y tu coche se convertirá en un modo de transporte completamente diferente. Eso sí, siempre que quieras (y el entorno lo permita) disfrutar de conducir tu Porsche, podrás hacerlo. Con todo ello, hay una cosa clara: seguirás necesitando tu permiso de conducir para comprar un Porsche, aunque no siempre harás uso de él.

¿Qué te parece esta alternativa ideada por Porsche? Quizás podría ser uno de los mejores ejemplos de cómo lo nuevo y lo tradicional pueden fusionarse para conseguir la perfección: un superdeportivo que solo conduce por ti cuando de verdad lo necesites.

Fotos: Porsche y Pixabay. 

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez

Escribe un comentario