comida-viaje

Comer en el coche puede ser algunas veces fruto de una necesidad (por tiempo, motivos de trabajo) o incluso hay quien lo toma por un placer (comer palomitas en un autocine o pedir comida rápida en coche). El caso es que en Qualitas Auto le planteamos si es conveniente comer en su coche. A continuación le damos las claves.

Comer dentro de su vehículo, ya esté parado o en marcha puede acarrear problemas de salud. Normalmente un coche no es un sitio que tenga unos niveles de higiene como los que se encuentran en un restaurante o en la cocina de su casa. Son muchos los gérmenes y bacterias que hay en un volante, en los asientos del coche o en las alfombrillas. Una costumbre continuada de comer en el coche puede acarrear problemas como infecciones de piel o intoxicaciones alimentarias. Por eso parece que lo mejor será que si se encuentra en carretera estacione su vehículo y pare a comer en algún bar o restaurante. Si lleva comida preparada igualmente puede parar y disfrutar de su almuerzo en un banco al aire libre, y de paso estirar las piernas.

comida-viaje

 

Comida en el coche: Ni mucho ni poco.

Desde la DGT se lleva mucho tiempo avisando de que lo mejor a la hora de conducir es ir bien descansado, detenerse cada dos horas y además no emprender un viaje con el estómago vacío, pero tampoco ingerir alimentos muy pesados o ricos en grasas. Evitar las comilonas nos ayudará a evitar el temido sopor en la carretera, que puede hacer que el conductor se duerma al volante. Algo con consecuencias catastróficas. Otro consejo muy habitual que se da a la hora de emprender un largo viaje es ir siempre hidratado con refrescos o agua. Por supuesto absolutamente nada de alcohol.

 

¿Está multado comer en el coche?

El reglamento de Tráfico no recoge en su normativa la posibilidad de sanciones económicas o de puntos por comer o beber mientras se conduce. Sin embargo conviene recordar que las distracciones están presentes en un 40% de los accidentes de tráfico, y nuestra opinión es sin duda que ir comiendo un bocadillo mientras se conduce es una distracción, que desde primer momento limita al conductor a emplear las dos manos en el volante, que es el lugar donde deben estar. Si no hay multa por comer mientras se ejerce la conducción, tampoco hay sanción por fumar en el coche, pero llevar un cigarrillo sigue siendo también otra distracción peligrosa. No obstante, está en potestad de cada agente de Tráfico multar a un conductor que esté comiendo mientras conduce si ello le hace mermar su capacidad para circular en condiciones de total seguridad. Así que en la práctica, dependerá del agente que le toque.

Por lo tanto el sentido común vuelve a ser el mejor de los sentidos, y más cuando se habla de distraernos al volante. Si tiene que comer en carretera, deténgase, bájese de su automóvil, y procure evitar comer o beber mientras conduce. Usted y los suyos lo agradecerán.

Fuente: DGT.

Rafa Castro
Escrito por Rafa Castro
Guionista y publicista 2.0. Social Media Engagement & Community Manager. Aficionado al deporte, a los coches y a la automoción. También cine y series. Curioso por naturaleza, tecnológico declarado.

    6 comentarios

Escribe un comentario