Rolls Royce Vision Next 100

La marca de coches ha presentado un prototipo del futuro Rolls Royce Vision Next 100 (también conocido como 103EX), el primer coche autónomo de lujo. La casa BMW lo ha lanzado con motivo de su primer centenario y, entre sus características, destacan un diseño clásico y las características de un coche completamente autónomo: no posee volante.

Un diseño exterior futurista pero clásico

Según han explicado desde Rolls Royce, el diseño del Vision Next 100 tiene un objetivo muy claro: adelantarse a las tendencias y necesidades de sus clientes. Para ello, la marca se ha basado en los Rolls Royce de la etapa previa a la Segunda Guerra Mundial, combinándolos con un diseño moderno y futurista.

Rolls Royce

El resultado es un coche de lujo, de 6 metros de largo y algo más de 1 metro y medio de altura y con dos puertas laterales que se abren hacia arriba. El particular azul de su carrocería se llama Crystal Water y, como se puede ver en las primeras imágenes de este vehículo, el Vision Next 100 parece estar flotando sobre el suelo. Sin embargo, en realidad esconde cuatro llantas de hasta 28 pulgadas, fabricadas a partir del diseño de un catamarán.

Para introducirnos en este coche, encontramos dos puertas laterales que, al abrirse, automáticamente se despliega un escalón para facilitarnos el acceso, al tiempo que se activa una luz que simula la alfombra roja.

Un coche-santuario

El interior del Rolls Royce Vision Next 100 es, si cabe, más impactante que el exterior. Al introducirnos en el coche, nos encontraremos con un espacio que invita, según explica la propia marca, a la relajación y la comodidad. Dado que es un coche autónomo y no precisa de conductor, el 103EX no incorpora volante ni controles para ahorrar espacio.

En su lugar, tenemos una gran pantalla OLED tras la que encontramos a “Eleanor“, un sistema inteligente con voz femenina, que va mucho más allá de ser un simple chófer: desde conocer y recordar tu agenda o realizar sugerencias hasta reproducir contenido multimedia durante el trayecto.

Rolls Royce Vision Next 100 interior

Foto: Rolls Royce

En cuanto al acabado interior de este coche, se inspira en el Rolls Royce Phantom Serenity. Clásico pero moderno, pareces estar entrando en el camarote de un velero de lujo. Este está compuesto por un único y amplio asiento tapizado en lana y seda de color marfil, junto a una moqueta del mismo color y acabados en madera de ébano Makassar.

Y, como detalle final, un reloj analógico cuyo diseño pretende recordar “los humildes comienzos de Sir Henry Royce como un pionero eléctrico haciendo dinamos”, según ha explicado Rolls Royce.

Toma lo mejor que existe y mejóralo. Cuando algo no exista, diséñalo. Henry Royce. Clic para tuitear

¿Qué te parece este nuevo coche autónomo de lujo? ¿Crees que le falta algo? Desde la marca, han explicado que su objetivo es conseguir coches personalizados en que el cliente sea quien dirige el diseño.

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez
Periodista especializada en Comunicación Corporativa. Colaboradora de la revista de naturaleza NaturaHoy.

Escribe un comentario