Carrera Tesla Model S vs Beoing 737

Si te plantearan una carrera entre un coche y un avión, quizás tendrías claro quién vencería. Sin embargo, si el vehículo es un superdeportivo, es mejor que dudes. Así lo han demostrado Tesla y la aerolínea Qantas, que han protagonizado la carrera más extraña (y, quizás, la más emocionante) de la historia: un Boeing 737-800 vs el nuevo Tesla Model S.

El enfrentamiento ha tenido lugar en el aeropuerto de Avalon, en Melbourne (Australia). Para ello, se han utilizado dos pistas de despegue paralelas. En una, el Boeing 737-800 de Qantas; en la otra, un Tesla modelo S P90D eléctrico. Ambos, con el mismo objetivo: alcanzar antes la meta de la carrera de aceleración, situada a 3 kilómetros de distancia respecto del punto de salida.

Un superdeportivo vs. Avión... ¿Quién creéis que gana? Clic para tuitear

El desenlace

Y, ¿cuál de los dos ha conseguido su objetivo?

Dada la capacidad del Tesla Model S de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3 segundos y puede llegar a alcanzar los 250 km/h, lo que lo hace muy fuerte en carreras de aceleración. Sin embargo, el Qantas Boeing 737 es un fuerte competidor: su velocidad de despegue es de 241 km/h y, en vuelo, puede alcanzar hasta 1.367 km/h.

Entonces, ¿quién ha resultado ganador? En el momento de la salida, el Tesla Model S disfrutó de una gran ventaja, gracias a esa gran capacidad de aceleración. Sin embargo, el avión pronto consiguió recortar distancias hasta alcanzarlo, poniéndose a su altura antes de comenzar el despegue. ¿Será un empate? En este vídeo puedes ver la carrera real y, tú mismo, ser árbitro de la misma…

Lo nunca visto... ¡Un coche plantándole cara a un avión! Clic para tuitear

¿Por qué esta carrera?

Pero, ¿cuál ha sido el objetivo de las dos marcas? Esta carrera ha servido a las dos marcas para celebrar el acuerdo de colaboración que ambos han firmado. Con él, Tesla y Qantas se unen para impulsar la innovación para sus clientes y la sostenibilidad en la industria de transportes.

Tesla Model S vs Boeing 737

Y esta carrera de aceleración es sólo el principio. Con motivo de este acuerdo, ambas marcas tienen planeadas una serie de experiencias para sus clientes:

  • Los propietarios de algún vehículo de la marca (no tiene que ser necesariamente el Tesla Model S), se convertirán en miembros del Qantas Club y podrán disfrutar de promociones para vuelos con esta compañía.
  • Los usuarios frecuentes de la aerolínea, serán invitados a exclusivos eventos, en los que tendrán la oportunidad de probar diferentes modelos de vehículos Tesla entre otros servicios.
  • Tesla incorporará conectores de pared de energía en las instalaciones de Qantas en Sydney, Melbourne, Brisbane y Adelaide, para que los propietarios del Tesla Model S puedan cargar su vehículo durante su viaje.

Parece que esta carrera es sólo el primer paso de grandes y esperadas experiencias. Desde luego, si su propósito era sorprendernos, lo han conseguido. Ahora, solo nos queda una pregunta… ¿Será esta la primera de las carreras más extrañas del mundo?

¿Será esta la carrera más emocionante de la historia? Clic para tuitear

 

 

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez
Periodista especializada en Comunicación Corporativa. Colaboradora de la revista de naturaleza NaturaHoy.

Escribe un comentario