Carretera

Tu vehículo puede ser el perfecto compañero de viaje: te permite ir donde y cuando quieras, sin depender de horarios cerrados o rutas marcadas. Por eso, en Qualitas Auto te invitamos a hacer un viaje en coche y disfrutar de todo eso que solo él puede ofrecerte: autonomía total. Eso sí, antes de comenzar el viaje es importante que recuerdes algunos consejos con los que hacer tu viaje más seguro y evitar sorpresas que puedan arruinarte las vacaciones.

Antes de un viaje en coche…

Si vas a hacer un viaje largo en coche, no basta solo con hacer las maletas y contratar el o los alojamientos. Tu coche y tú como conductor también debéis estar bien preparados para evitar cualquier tipo de incidente o imprevisto por descuido. Antes de salir del viaje, no puedes olvidar:

Revisar el vehículo

No vale con llevarlo al taller una vez al año. Si estás planificando un viaje largo en coche, es importante que te asegures que todo está en orden antes de empezar. Para ello, debes revisar la presión y desgaste de los neumáticos, el nivel de aceite, la regulación de las luces, el nivel de líquido y estado de las pastillas y discos de freno, los amortiguadores y las escobillas limpiaparabrisas.

Preparar el viaje

GPS coche

Además, hay otros detalles que debes preparar antes de emprender el viaje. No olvides:

  1. Estudia la ruta, sobre todo si es la primera vez que viajas por ella: saber el camino que debes seguir, los desvíos que tendrás que tomar, los peajes que encontrarás y otros detalles de la carretera por la que vas a viajar puede resultarte muy útil durante el viaje. Para empezar, no dependerás del GPS. Pero, además, podrás planificar al detalle tu viaje sabiendo, por ejemplo, dónde encontrarás gasolineras, estaciones de servicio o incluso algún pueblo en el que parar para hacer una visita express.
  2. Planea rutas alternativas: pero, ¿qué pasa si fallan tus mediciones? Imagina que encuentras carreteras cortadas, tramos en obras o algún accidente. Es bueno siempre tener un plan B, una ruta alternativa por si cualquier imprevisto no permitiera que siguieras el camino que deseas.
    Antes de salir de viaje, no olvides trazar tu plan B. Clic para tuitear
  3. Consulta el tiempo durante el viaje: no es lo mismo conducir con lluvia, nieve o niebla que bajo un sol intenso. Cada fenómeno meteorológico requiere unas precauciones y preparación diferentes para tu coche. Y no solo eso: el tiempo puede también influir en la hora de tu viaje: en días de mucho sol y calor, es recomendable no conducir a horas puntas en las que las temperaturas son demasiado altas; sin embargo, en días fríos la lluvia o nieve puede hacernos retrasar e incluso cancelar un viaje si no lo teníamos previsto.
  4. Comprueba el estado de las carreteras: consultar el tráfico. Las previsiones de desplazamientos son algo fácil de prever, pero nunca debes olvidar hacerlo. Si vas a viajar en un puente o en época de vacaciones, por ejemplo, puedes imaginarte que las carreteras estarán más colapsadas de lo habitual. Además, hay destinos favoritos según qué época del año, a los que probablemente te resultará más fácil llegar. Es posible que no puedas evitar los atascos, pero al menos sí podrás saber que debes armarte de paciencia durante el viaje.
  5. Prepara la documentación: asegúrate de que tienes todos los documentos que debes llevar en el coche, y que todos ellos están en regla. Si no sabes cuáles son, puedes consultarlos aquí.

*Si vas a viajar al extranjero en coche, es importante también que consultes antes toda la documentación que necesitas y, sobre todo, las normas y señales de circulación que debes cumplir en este país. Recuerda que detalles tan simples como los límites de velocidad o la señalización puede variar entre fronteras, y es mejor que vayas preparado para evitar multas o sustos en carretera.

Durante el viaje…

Conductor

Cuando llega la hora del viaje, también hay algunos consejos que te resultarán muy útiles:

  • Evita sobrecargar el coche. Eso de meter en las maletas todo lo que se te ocurra es mejor evitarlo. Cuanto más peso, más esfuerzo deberá hacer tu vehículo en la carretera. Esto se traduce no solo en un mayor gasto de combustible, sino también en un mayor desgaste del motor, los neumáticos, los amortiguadores,…
  • Respeta todas las normas de circulación. Esto es más un recordatorio que un consejo. Los límites de velocidad, la señalización, el uso de las luces y los intermitentes, la prohibición de utilizar el teléfono, etc., son reglas que no debes olvidar mientras vayas conduciendo.
  • Descansa cada dos horas. Está demostrado que, después de dos horas conduciendo, la atención que ponemos en la carretera disminuye y es más fácil distraerse. Por eso, es mejor parar y descansar 10 minutos, beber agua, estirar las piernas, y reanudar el viaje.
  • Si te notas mareado o fatigado, detente. Además de lo anterior, si el cansancio empieza a hacer mella en ti, para el tiempo que haga falta hasta que te encuentres mejor. Si hiciera falta, retrasa un día el viaje. Es mejor tardar más que viajar en condiciones inadecuadas.
    No importa lo que tardes. Lo importante es que llegues. Clic para tuitear
  • Mantente hidratado y no comas copiosamente. Es recomendable llevar a mano una botella de agua, especialmente en días de altas temperaturas. Si vas a comer durante el viaje o justo antes del mismo, comidas ligeras y de fácil digestión.
  • Recuerda que no estás solo en la carretera. Mantente atento al comportamiento del resto de conductores, tanto los que tienes delante como los que tienen detrás.
  • Paciencia. No te desesperes. Sabemos que un viaje largo en coche puede hacerse interminable algunas veces, pero perder la paciencia solo te hará tener un camino más desagradable y convertirte en un conductor más agresivo.
  • Si viajas con más personas, haced turnos. Si tienes la posibilidad, túrnate al volante con otros ocupantes del coche. Mantener la atención durante varias horas es prácticamente imposible, pero al turnarte tienes la posibilidad de descansar la vista y la mente durante un rato.

¿Y si tengo un imprevisto?

Si te surgiera cualquier imprevisto en la carretera (pinchazos, problemas en el motor, fallo de los frenos,…) lo primero que debes hacer es encontrar un lugar adecuado donde parar el coche. Si tuvieras que parar en el arcén, recuerda colocar los triángulos de emergencia a la distancia correcta. A continuación, llama a tu compañía de seguros de coche. En Qualitas Auto nos encargaremos de enviarte la grúa en menos de 45 minutos. Mientras esperas, puedes bajarte del vehículo siempre y cuando lleves el chaleco reflectante (ningún ocupante podrá bajarse si no tiene uno de ellos).

Con estos consejos, ya estás preparado para disfrutar de tu viaje en coche. Recuerda…

'Un viaje de mil millas comienza con el primer paso', Lao-Tsé. Clic para tuitear

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez
Periodista especializada en Comunicación Corporativa. Colaboradora de la revista de naturaleza NaturaHoy.

Escribe un comentario