Vuelta-Mundo-Ford-T

¿Has pensado ya qué quieres hacer cuando te jubiles? ¿Alguna meta o reto que quieras cumplir? Sea como sea, te va a resultar muy difícil superar la idea de Dirk y Trudy Regter. Esta pareja de holandeses ha decidido dar la vuelta al mundo en su Ford T de 1915, un coche de más de 100 años que compraron y restauraron en 1997.

Aunque quizás se hayan inspirado en el mítico Willy Fog, su escapada alrededor del mundo va a durar algo más de 80 días. De hecho, la aventura comenzó ya en 2012 y lo están realizando en diferentes etapas. De momento, han finalizado ya las tres primeras, recorriendo casi 80.000 kilómetros, y ya planean la siguiente.

Una vuelta al mundo muy especial

Ford T2

Pero, cuando conozcas el verdadero motivo de este viaje será cuando verdaderamente admires a esta pareja. Mientras recorrían el mundo, han visitado y apoyado varios proyectos de ayuda infantil de SOS – Children’s Villages, que lucha por los derechos de los niños huérfanos. Su intención con esta hazaña no ha sido otra que la de conseguir llamar la atención y, a partir de ahí, recaudar fondos para esta organización internacional.

¿Cómo es recorrer el mundo en un Ford T?

A pesar de los pequeños contratiempos que hayan podido surgir, la experiencia de los Regter está siendo inigualable. El propio Dirk, que ya había tenido un Ford T de 1923 y un Ford A de 1928, explicaba que solo el Ford T estaba preparado para esta aventura. ¿Por qué? Según él (y parece que este viaje le está dando la razón) es un coche “fuerte, sencillo, fiable y manejable”, que cualquiera puede reparar si fuera necesario.

¿Es posible dar la vuelta al mundo en un coche de 100 años? :O Clic para tuitear

La ruta de los Regter

1ª Etapa: Holanda – Sudáfrica

El primer recorrido que hizo la curiosa pareja fue desde Edam (Holanda) hasta Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y duró 180 días. Quizás la primera impresión no te haya dicho demasiado, pero cuando te digamos que la distancia entre ambas ciudades es de 22.000 kilómetros seguro que te sorprendes. El Ford T, con sus ruedas de madera, fue capaz de atravesar caminos de arena, desiertos, carreteras y lo que hiciera falta.

Durante esta etapa, tuvieron que superar leves contratiempos (únicamente hubo que soldar una rueda que se rompió) y el propio Dick Regter, con la ayuda de la población local, pudo solventarlos. “En la frontera entre Sudáfrica y Botsuana, conocimos a un granjero que tenía un viejo Ford T en el granero y nos regaló la rueda de repuesto para el camino”.

Ford T en el desierto

Foto: Ford

2ª Etapa: América del Norte

En 2013, los Regter decidieron cruzar el charco con su Ford T y cruzaron Estados Unidos y Canadá, recorriendo hasta 22 estados diferentes (28.000 kilómetros más). Para ello, emplearon otros 180 días y tuvieron que superar la rotura del alternador y una rueda pinchada.

Esta ha sido una de las etapas favoritas de la pareja, que, cuando le preguntaron qué destacarían de todos los lugares que han visitado hasta ahora, contestó: “La carretera de Los Ángeles a San Francisco es preciosa, tiene cuestas, barrancos y montañas a un lado y unas maravillosas vistas del océano a la otra”.

3ª Etapa: América del Sur

Y de norte, a sur. En 2014 cruzaron de nuevo el charco, esta vez para cruzar América Latina. En total, visitaron 8 países en este continente, sumando esta vez 26.000 kilómetros a su particular vuelta al mundo.

Esta fue, sin embargo, la última etapa que han podido recorrer los Regter hasta ahora, ya que el robusto y fiable Ford T sufrió un accidente durante un viaje a Bélgica. Sin embargo, no se rinden y ya están planeando su próximo recorrido.

Y ahora, ¿qué?

Está claro que a esta pareja no hay quien los pare. Los planes de Dirk y Trudy Regter son reanudar su periplo en 2016 y 2017, años en los que tienen planeado visitar Nueva Zelanda, Australia, Indonesia e India. Cruzar el Himalaya y, a través de Mongolia, llegar a China.

Una vez que alcancen el gigante asiático, estarán listos para volver. Para ello, cruzarán Europa Central y, con ello, completarán su vuelta al mundo en Ford T.

El orgullo de Henry Ford

Dirk Regter ha heredado la pasión por los coches clásicos de su familia y, si hay una marca de coches que verdaderamente le apasione, esa es Ford. De hecho, durante el vídeo de presentación de su viaje, este aventurero dice: “Espero que Henry ford esté orgullo de mí. No me puede ver conduciendo un Modelo T, pero estoy seguro de que estaría orgulloso de mí“. Y es que, como dijo el propio Ford…

No hay ningún hombre vivo que no sea capaz de hacer más de lo que cree que puede hacer. H. Ford Clic para tuitear

Si quieres ver el vídeo completo, aquí lo tienes…

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez
Periodista especializada en Comunicación Corporativa. Colaboradora de la revista de naturaleza NaturaHoy.

Escribe un comentario