Carreteras secundarias: consejos para una conducción segura

Todos lo sabemos, o deberíamos saberlo: las carreteras secundarias son las más peligrosas de toda la red de carreteras de España. Según la Dirección General de Tráfico, dos de cada tres fallecidos en vías interurbanas se producen en carreteras secundarias o convencionales. Teniendo en cuenta que de un total de 166.000 kilómetros de vías interurbanas de la Red de Carreteras del Estado, 149.000 corresponden a carreteras secundarias (¡casi el 90%!), es importante recordar de vez en cuando las medidas de seguridad específicas de este tipo de vías. Desde Qualitas Auto, queremos ayudarte a que tu viaje por una carretera convencional sea mucho más seguro y placentero.

Respeta los límites de velocidad

Desde 2019, el límite en vías secundarias para turismos, motocicletas, autocaravanas, coches pick-up, autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables es de 90 km/h, aunque el titular de la vía puede establecer un límite de hasta 100 km/h. Teniendo en cuenta que la velocidad excesiva sigue siendo una de las principales causas de los accidentes de tráfico, es imperativo aplicar los límites, obedecer a las señales de tráfico y respetar la distancia de seguridad.

Adelanta de forma segura

Uno de los principales peligros de las carreteras secundarias es que no son vías desdobladas, es decir, solo tienen un carril para cada sentido de la circulación. Esto hace que los adelantamientos incorrectos e improvisados amenacen la seguridad del conductor y de todos a su alrededor. Antes de adelantar, recuerda: asegúrate de que no está prohibido en ese tramo, comprueba que no se acerque ningún coche en dirección contraria, analiza el tramo de carretera (evita adelantar en curvas y cambios de rasante), indica la maniobra con el intermitente y realiza el adelantamiento con seguridad.

Ten en cuenta que la multa por realizar un adelantamiento con riesgo o en una zona prohibida es de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir.

Utiliza las luces de cruce

Las luces de cruce o cortas, al contrario de lo que muchos piensan, no están limitadas a su uso nocturno. La DGT recomienda usarlas en vías de un solo carril por sentido, como carreteras secundarias y carriles reversibles. No molestan, al contrario que las luces largas, y ayudan a ser más visibles para los conductores que vienen en sentido contrario. Y por supuesto, no inicies un viaje por carretera secundaria de noche sin comprobar el perfecto funcionamiento de las luces.

Extrema las precauciones

Son muchos los imprevistos y factores que intervienen en la conducción por vías secundarias. Por eso, es fundamental extremar las precauciones, como aumentar la distancia de seguridad, circular lo más cerca posible del lado derecho y cuidar especialmente a posibles ciclistas, peatones, motocicletas y también animales. Las carreteras secundarias, por su naturaleza, son una fuente de imprevistos mayor que las autovías y autopistas, donde la conducción es más monótona (lo cual también conlleva sus peligros, como la fatiga visual y el exceso de velocidad).

Nuestro consejo más precavido es que siempre que puedas, evites conducir por carreteras secundarias. Si puedes optar entre autovía/autopista y vía convencional, elige las primeras, aunque te lleven más tiempo o debas pasar por un peaje. Si no puedes escoger, intenta hacer el viaje de día, en horas de poca intensidad de tráfico, buena luminosidad y habiendo descansado lo suficiente. Mantén la calma y disfruta del viaje; tu seguridad te lo agradecerá.

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez

Escribe un comentario