Hay un día para todo, y el 14 de noviembre le llega el turno a conmemorar el Día Mundial de los Récords Guinness. Viene celebrándose desde que la marca Guinness lo instauró en 2005 para incentivar la participación de la gente, pero el registro de los récords viene de más allá.

En la década de los 50, Sir Hugh Beaver, director general de la archiconocida destilería Guinness, trataba de averiguar junto a sus colegas de caza cuál era el ave más rápida. La discusión acabó derivando en lo que hoy se conoce como el Libro de los Récord Guinness. ¿Queréis conocer algunos dedicados a la automoción?

Un mensaje para el espacio

Esto es lo que propuso la compañía coreana para conectar a la joven Stephania con su padre, un astronauta de la Estación Espacial Internacional, en 2015. Con esta campaña consiguieron alcanzar el Récord Guinness al conseguir dibujar la imagen más grande con huellas de neumático.

11 Hyundai Genesis circularon para crear líneas de hasta 30 metros de ancho en el desierto de Nevada (Estados Unidos), y dejar así un mensaje de casi 6 km de ancho con el que acortar la distancia entre la tierra y el espacio.

A la velocidad del rayo… y eléctrico

El coche eléctrico más rápido del mundo tiene nombre: Grimsel. Así es como lo bautizaron los estudiantes suizos que lo crearon en 2016. Trabajando a la velocidad de la luz en el club de automoción académica de Zúrich (AMZ) consiguieron que su vehículo hiciera el sprint en 1,513 segundos, superando la anterior marca de 1,779.

Para que el Récord fuera efectivo tenían que hacer dos carreras consecutivas, una de ida y otra de vuelta y así tomar el promedio. Además, tiene que ser capaz de repetirlo: ¡no hay nada fruto del azar! El coche estaba hecho de fibra de carbono, prácticamente al completo, con un peso de 167 kg y un sistema de tracción y recuperación de batería con la frenada que le permitía hacer virguerías en la pista.

¿Es aquí la reunión de Subarus?

Hasta 1751 coches Subaru se reunieron en el pasado Subiefest de California. Este se celebró el pasado mes de octubre de este mismo año y para cumplir con las medidas de seguridad por la crisis sanitaria le dieron un cambio de aires. Si antes la recaudación de fondos que llevaba a cabo el festival era con la venta de entradas, ahora se optaba por una donación de los participantes en el desfile.

Con estas donaciones para bancos de alimentos estadounidenses se consiguió recaudar lo suficiente para 241.800 comidas para Los Ángeles Regional Food Bank y Second Harvest Orange County.

Para celebrar el reconocimiento Guinness, Subaru of America decidió doblar la cantidad para proporcionar un total de 500.000 comidas donadas. Con este récord, además, han conseguido pulverizar el anterior, que se había quedado en Moscú (Rusia) cuando en 2015 se consiguió la cita de 549 Subaru.

¿Problemas al aparcar?

Alastair Moffat desde luego que no. Atención a su Récord Guinness: estacionamiento en línea más estrecho realizado marcha atrás en una única maniobra. En 2015, Moffat delimitó el récord a los 34 cm con su Mini clásico y un giro de 270 grados. Una maniobra que muchos envidiamos, especialmente cuando gastamos más gasolina en dar vueltas para aparcar que en circular.

Sin un pelo de tonto

La particularidad de los Récord Guinness es que puedes encontrar cosas muy interesantes, pero también muy disparatadas. ¿Podemos decir absurdas también? Seguramente, porque el último que os vamos a comentar no parece tener mucho de práctico. ¿Alguna vez habías pensado en un coche con pelo?

Pues este Fiat 500 del año 1975 ha pasado por la estilista Maria Lucia Mugno para acicalarse. Más de veinte días de trabajo para preparar la tonelada de pelo natural indio. Eso sí, desinfectado, lavado, blanqueado, teñido para adquirir un color uniforme y, por supuesto, peinado. ¡Ni en la película de Cars!

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez

Escribe un comentario