Cuando cambiar las ruedas del coche

Los neumáticos son uno de los sistemas de seguridad activa del vehículo y el único elemento que tiene contacto directo con la carretera, por lo que un correcto mantenimiento de las ruedas es esencial para evitar accidentes. Desde Qualitas Auto queremos darte algunos consejos para saber cuándo es el momento de cambiar las ruedas de tu coche.

La importancia de cambiar las ruedas para evitar accidentes

Los neumáticos garantizan el agarre y la tracción adecuada en cualquier situación climatológica o condición de la vía. Unas ruedas en mal estado pueden reducir la estabilidad de nuestro vehículo en un 30%, aumentando la distancia de frenado hasta en un 25% y siendo más susceptibles de sufrir un accidente. Para ello, desde Qualitas Auto te aconsejamos que lleves un control y mantenimiento del neumático según las indicaciones del fabricante así como estés atento al estado de las ruedas.

En líneas generales, los neumáticos deben ser revisados cada año a partir del quinto año desde su puesta, y cambiarlos como máximo a los 8-10 años de vida. Estos plazos son estimaciones, pues no existe una respuesta estándar.

La vida de nuestros neumáticos dependerá de muchos factores tanto humanos como de la vía: estado de las carreteras que más transitamos, nuestros hábitos de conducción, los kilómetros que recorremos, el peso del vehículo o el clima, entre otros. Por eso recuerda lo importante que es revisar estos elementos fundamentales del coche de forma periódica.

Elementos que debes revisar al menos una vez al mes

  1. El dibujo del neumático es más importante de lo que parece, ya que gracias a él nuestras ruedas tienen una mayor adherencia al asfalto, aumentando la capacidad de frenada de nuestro vehículo. Normalmente este tiene forma de V y va acompañado de unos canales tanto en el centro como en los laterales de los neumáticos. Estos canales ayudan a eliminar el agua de las ruedas en caso de lluvia y a minimizar el riesgo de deslizamiento.
    Pero, ¿cuánta profundidad deben tener los dibujos de tus neumáticos? Esta es clave para saber si hay que cambiar las ruedas. El mínimo establecido por la ley es de 1,6 mm de profundidad, aunque desde Qualitas Auto te recomendamos que no esperes a llegar al mínimo para cambiar tus ruedas.
  2. El desgaste desigual de la banda de rodadura es otro de los aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de saber si nuestro vehículo necesita un cambio de neumáticos. La banda de rodadura es la franja exterior de caucho que envuelve a la carcasa del neumático. Es decir, la parte que está en contacto directo con el suelo.
    Su desgaste más común es el provocado por el inflado incorrecto de los neumáticos. Si la rueda no está bien inflada, se gastará más rápidamente por los laterales; mientras que si los neumáticos están demasiado inflados, el desgaste será por el centro de la banda de rodadura.
    Otro de los responsables de un desgaste desigual entre las ruedas es una mala alineación del coche para lo que sí tendremos que acudir a un taller.
  3. Rotura o protuberancias por un impacto. Este tipo de daños suele darse al impactar o conducir sobre badenes, bordillos, caminos de tierra o pavimentos en mal estado, lo que provoca una rotura de los cables en la cubierta de los neumáticos. Dichos cables proporcionan fuerza y estabilidad al neumático y transmiten las fuerzas de giro y frenado.
    Si observas alguno de estos daños comentados, así como pinchazos o piedras incrustadas en nuestros neumáticos, deberás acudir a un especialista y cambiar las ruedas.

Desde Qualitas Auto recomendamos que prestes especial atención al estado de los neumáticos, puesto que su estado es de máxima importancia para la seguridad vial. Recuerda que antes de iniciar tu viaje debes revisar estos elementos en las ruedas del vehículo, ajustar la presión de los neumáticos y estar atento ante cualquier respuesta anómala de las ruedas en la conducción.

Ante cualquier cuestión, no dudes en acudir a un mecánico que valorará si ha llegado el momento de cambiar las ruedas de tu coche.

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez

Escribe un comentario