Carsharing etiqueta medioambiental dgt

El carsharing era un negocio en auge antes de la crisis sanitaria. Si bien es cierto que la mayoría de compañías se han adaptado a la nueva normalidad con medidas de seguridad extra, se trata de uno de esos sectores fuertemente golpeados por las restricciones en materia de salud y contacto social. No obstante, compartir coche se mantiene como una apuesta de muchas empresas y particulares, ya que el medio privado sigue siendo, en general, más seguro que el transporte público ante los contagios. Una alternativa que, con precauciones, puede seguir realizándose; dentro de las restricciones a la movilidad actuales, claro. En este sentido, la Dirección General de Tráfico ha lanzado una nueva etiqueta medioambiental DGT que afecta a los coches compartidos. Te contamos todos los detalles.

¿Qué es la etiqueta medioambiental y cómo identificarla?

La nueva etiqueta medioambiental lanzada por la DGT es una forma visual de identificar la naturaleza del vehículo en materia medioambiental. La DGT la ha bautizado como “V-26”. La etiqueta, de fondo azul y diferentes pictogramas en color blanco, puede confundirse a priori con la etiqueta CERO, que identifica a los vehículos con sistemas de propulsión eléctrica e híbridos enchufables. La DGT recuerda que en este caso, los vehículos que porten la V-26 estarán doblemente etiquetados, ya que la propia pegatina muestra también su calificación ambiental de manera clara, con indicativos como “0 emisiones” o “ECO”.

¿Qué coches deben llevar la nueva etiqueta medioambiental?

La nueva etiqueta medioambiental está reservada para los coches de los servicios de carsharing. En cuanto a la obligatoriedad de llevar este distintivo de coche compartido, será cuestión de la administración competente dictar o no su obligatoriedad. El motivo principal de su introducción es identificar la clasificación del vehículo como un coche de uso compartido dentro del Registro de Vehículos.

¿Cómo queda la lista de etiquetas medioambientales de la DGT?

La llegada de este nuevo distintivo para coches compartidos se añade a la lista de etiquetas medioambientales que ya podemos encontrar en otros vehículos:

  • La etiqueta CERO emisiones, para vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo de hidrógeno (HICEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros (ciclo NEDC) o vehículos de pila de combustible, entre otros.
  • La etiqueta ECO, para vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km (ciclo NEDC), vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC), o gas licuado del petróleo (GLP), entre otros.
  • Y las etiquetas C, B y A, para los de diésel, gasolina y todos aquellos coches que no pueden entrar en ninguna de las catalogaciones anteriores.

Y tú, ¿has revisado ya qué etiqueta medioambiental le corresponde a tu coche?

Soledad Pérez
Escrito por Soledad Pérez