Plantéate tres preguntas: ¿circulo habitualmente por carretera o por ciudad? ¿Será un coche particular de uso exclusivo o lo compartiré con alguien? ¿Es un segundo coche o el coche principal? Teniendo claro si será de uso exclusivo o compartido, si circularás por ciudad o carretera y si es un segundo coche o coche de uso diario, conocerás tus necesidades y por tanto el presupuesto que debes destinar a adquirir un coche nuevo.

Recuerda que en el presupuesto no solo tendrás que pensar en la cantidad sino en las condiciones de financiación. En este sentido, desde Qualitas Auto te recomendamos que no elijas un tipo de financiación cuya cuota se ajuste al máximo de tu presupuesto y que estés atento a los tipos de ayudas estatales, ya que pueden suponer un ahorro de miles de euros.

 

¿Cuál es el tamaño de coche perfecto?

Ya que tienes tu objetivo y tu presupuesto definidos, es hora de empezar a ver coches y por tanto empiezan las dudas. ¿Coche pequeño o grande? ¿SUV o berlina?

En la actualidad existen varios tipos de tamaños en los coches, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Desde Qualitas Auto te resumimos las partes del coche que debes tener en cuenta para elegir el tamaño:

  • Maletero. ¿Necesitas un maletero grande o un coche con menos maletero pero más ágil? Si un maletero grande es prioritario para ti para viajar, hacer la compra familiar o practicar algún hobby, apuesta por coches como los SUV, berlinas y monovolúmenes. En el caso de necesitar un maletero espacioso pero no un gran número de plazas, opta por una ranchera.
  • Plazas. ¿Cuántas plazas suelo ocupar? Muchas veces huimos de coches biplaza cuando en nuestro coche actual nunca se han usado los asientos traseros. Desde Qualitas Auto recomendamos que apuestes por coches biplaza en el caso de uso individual. En la actualidad existen coches “city” ideales para moverse por la ciudad y con un estacionamiento similar al de una motocicleta.

Si por el contrario, sois familia numerosa y necesitáis ocupar más de cinco plazas, apuesta siempre por un coche de tres líneas de asientos fijos y no una tercera en el maletero. Muchos “siete plazas” sacrifican el maletero por esas dos plazas extra, una solución que no conviene a familias que deben viajar, además de los siete miembros, con más de cinco maletas.

  • Altura del coche y tamaño de la carrocería. ¿Necesito realmente un SUV? Las ciudades están invadidas de coches tipo SUV o “todoterrenos pequeños” que no siempre son la mejor opción. Si lo que necesitas es un coche ágil para la ciudad apuesta por coches del segmento A o B, los llamados utilitarios o coches urbanos. En cambio, si sueles usar el coche en terrenos más adversos o campos, el SUV será la mejor opción, siempre recordando que para campo profundo y tierras deberás pensar en un todoterreno de mayor tamaño.

Tenemos claro nuestro presupuesto, las necesidades de tamaño y uso. Ahora toca preocuparse por características más técnicas.

 

¿Qué motor necesito? ¿Gasolina, diésel, híbrido o eléctrico?

El tamaño del motor y el tipo de consumo son las dos grandes dudas que te plantearás en este proceso.

En este momento debes pensar en el número de kilómetros que harás y por qué tipo de vía. Si la respuesta es que vas a realizar muchos kilómetros (más de 25.000 km/año) tu opción será el diésel, pues son coches que gastan poco. Si por el contrario, tu uso será ir al trabajo y volver y algún viaje extra que no supondrá más de 15.000km/año, huye del diésel y apuesta por la gasolina o por el híbrido y eléctrico en el caso de que tus desplazamientos sean por ciudad. Recuerda que en este punto deberás tener también en cuenta las restricciones de circulación de algunas ciudades.

¿Y el motor? Recuerda que no siempre un motor más grande es mejor. Esta pregunta muchas veces parecerá la más complicada pero en este punto te desvelamos que ya la has respondido. El tamaño de tu coche nuevo, el uso que harás de él y, sobre todo, los kilómetros recorridos y el tipo de vía son los factores que determinarán tu motor y la cilindrada.

¡Y listo! Con este cuestionario tendrás escogido el modelo de coche y su potencia. Te queda otra cuestión principal, el color y los extras, pero en eso ya tendrás que dejarte guiar por tus gustos y no por nuestros consejos. ¡Nos vemos en la carretera!

Escrito por Ana Isabel Mares

Escribe un comentario