circulación en rotondas

Podría parecer que el tema de las rotondas es algo que debería estar bien interiorizado por todos los conductores. Sin embargo está comprobado que las rotondas suelen ser puntos más o menos conflictivos a la hora de producirse siniestros de tráfico. Las incorporaciones, la señalización y quién tiene la prioridad son asuntos que deben quedar bien claros y es por ello que hoy en el blog de Qualitas Auto repasamos la normativa en rotondas.

Glorieta o rotonda, definiciones

Desde el inicio de su implantación masiva en los años 90 y a comienzos del Siglo XX, las rotondas cada vez están más presentes en el panorama vial español. El reglamento de circulación define a las glorietas o rotondas como “un tipo especial de intersección caracterizado porque los tramos que en ella confluyen se comunican a través de un anillo en el que se establece una circulación rotatoria alrededor de una isleta central”. Bien, esta es la definición académica ¿pero entendemos realmente lo que son estos puntos tan frecuentes de la circulación vial?

rotonda-macetas

Rotonda con macetones. Foto: Antonio Tajuelo. Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0) vía Flickr.

Prioridad en rotondas

Básicamente para conocer cómo funcionan las rotondas nos atendremos a 2 reglas básicas:

  • El que está dentro de la rotonda es el vehículo que tiene prioridad sobre el que se incorpora.
  • Elegir el carril adecuado.

Normativa reguladora

¿Parece fácil verdad? Pero ya veremos que en la práctica estas sencillas reglas por desgracia no siempre se cumplen. Para respetar la prioridad es importante seguir un orden en la preferencia de paso. El coche que está fuera dejará pasar al que se encuentra dentro de la rotonda. Esto viene señalado en el anexo I de la Ley de Seguridad Vial, en el punto 79. La normativa que regula este tipo especial de intersecciones viene puntualizada en los artículos 14, 17, 21 y 28. Concretamente en el artículo 21 (apartado 2c) se insiste: “Los vehículos que se hayan dentro de la vía tienen preferencia sobre los que pretendan ingresar en ella”. Además la normativa en rotondas prevé que si el criterio de preferencia de los vehículos que circulan dentro de ella no pudiera cumplirse por circunstancias especiales del tráfico, se señalizaría la preferencia de forma excepcional.

rotonda por la noche

Por la noche aproxímese a las rotondas de forma progresiva debido a la menor visibilidad. Foto: Gabriel Molina. Licencia Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0) vía Flickr.

Si seguimos desgranando la Ley de Tráfico en la normativa de rotondas, y repasando los artículos anteriormente mencionados (14, 17, 21 y 28), observaremos que el artículo 14, en su apartado 1d, asevera que al circular por rotondas que tengan al menos 2 carriles para el mismo sentido y estén delimitados por marcas longitudinales, los conductores podrán usar el que mejor convenga a su destino. Eso sí, importante: sólo se podrá abandonar el carril en el que el vehículo esté para realizar el cambio de dirección.

El artículo 17 establece que la circulación en las rotondas tendrá un sentido contrario a las agujas del reloj. No vale, por lo tanto, girar a la izquierda al entrar en una glorieta pese a que nuestro carril de destino sea el que está inmediatamente a la izquierda. Eso sería poner en serio peligro la circulación y a los usuarios de la vía.

Por su parte el artículo 28 indica que cada vez que hagamos una maniobra de desplazamiento lateral para cambiar de carril, habrá que prestar especial atención a que el vehículo prioritario es el que circula por el carril que se pretende ocupar.

Objetivo de las rotondas

Las rotondas fueron implantadas para mejorar la fluidez del tráfico, y ciertamente lo consiguen gracias al buen hacer de los conductores, que prefieren estas intersecciones antes que un semáforo tradicional. Las rotondas están además señalizadas con indicaciones de ceda el paso para los coches que se incorporan a ellas. Estas indicaciones están presentes en el suelo de la carretera y también pueden aparecer en forma de señal de tráfico clásica.

El consejo de Qualitas Auto

Para no tener problemas en las glorietas lo mejor es incorporarnos a ellas lentamente, evitando disminuir progresivamente la velocidad –normalmente elevada- que traeremos de la vía anterior. Es fundamental señalizar con tiempo las maniobras de cambio de carril, tanto al entrar como al salir en las rotondas. Y por supuesto está el tema de la preferencia. Recuerde la sencilla norma: Los coches que circulan dentro de la rotonda tienen preferencia sobre los que no, y dentro de la rotonda los coches que tienen la preferencia serán aquellos que no quieran cambiarse de carril.

En los seguros de coche Qualitas Auto atendemos con profesionalidad a nuestros asegurados siempre. En el proceso de contratación del seguro y cuando necesitan ayuda por motivo de tener alguna duda o siniestro. Estamos a su disposición para lo que necesite. Qualitas Auto, I Trust.

 

Escrito por Ana De la Vega

Escribe un comentario