cristal empañado.

“El espía que surgió del frío” (The Spy Who Came in from the Cold) es una novela de espionaje muy recomendable escrita por el inglés John Le Carré en 1963. Dos años más tarde también se hizo una película protagonizada por Richard Burton. Haciendo un paralelismo con la obra de Le Carré, hoy en Qualitas Auto vamos a analizar a ese enemigo silencioso que es el vaho y que surge cuando llega el frío afectando negativamente a la conducción. El vaho se forma en los cristales de nuestro coche haciendo difícil la conducción al reducirse la visibilidad. Y una conducción con visibilidad reducida puede provocar que tengamos algún percance que provoque daños en su vehículo. Para evitar eso aquí tiene unos consejos que le ayudarán a evitar el vaho en las lunas de su coche.

¿Frío o calor?

Conservar la visibilidad es muy importante, y más durante la conducción de invierno, en la que cualquier segundo es determinante al aumentar conceptos como la distancia de frenado al encontrarnos con carreteras más frías o en las que puede formarse hielo. Por ello el primer consejo para eliminar el vaho del coche es conectar el sistema de aire acondicionado o la calefacción de nuestro vehículo. Normalmente existe la duda de si es más conveniente conectar el aire acondicionado o la calefacción. La primera respuesta que le damos es que da lo mismo uno que otro. Lo que sí debe hacer para conseguir un rápido desempañado es dirigir los paneles de las salidas de aire a las ventanas laterales del coche así como a la luna delantera. Si el aire frío o caliente no solucionan su problema, puede que sea necesario revisar las salidas del sistema de climatización de su coche, ya que tal vez haya que cambiar el filtro del aire al estar éste bloqueado por algún motivo. Si esto ocurre consulte en el taller esta incidencia.

Rejillas del aire acondicionado.

Las salidas del aire acondicionado deben orientarse hacia las ventanillas laterales del coche. Foto: Audi.

Desconecte la circulación del aire

Aunque pueda parecer que la circulación interna del aire podría ayudar a quitar el vaho que se forma en nuestro coche, lo mejor es desconectar la recirculación de aire. El botón que regula esta función lo encontramos en el panel de mandos del vehículo y está representado con la silueta de un coche con unas flechas en círculo. De todas formas en el manual de instrucciones del coche puede consultar dónde tiene exactamente esta función que ya sabe, debe desconectar si quiere evitar que se empañen los cristales de su coche con el vaho.

Active la luna trasera antivaho

Pare evitar el vaho, nada mejor que la función antivaho que viene instalada en la mayoría de coches. Unas líneas térmicas colocadas a lo largo del cristal hacen que con sólo presionar un botón el molesto vaho vaya despareciendo gradualmente haciendo más fácil la conducción. Esta acción sólo resolverá los problemas de empañamiento en la luna trasera del coche, pero también será muy importante para poder ver por el retrovisor interno y poder conducir con la máxima seguridad vial posible.

El clásico: Un trapo

En ocasiones recurrir a los trucos más antiguos suele ser de utilidad. Por eso contar con un trapo en la guantera de nuestro coche y pasarlo por los cristales cuando éstos se empañen eliminará el vaho durante un momento pero no de forma definitiva. Además le recomendamos que si tiene que pasar el trapo por las lunas de su coche, debe realizar esta operación encontrándose detenido, ya que durante la conducción las dos manos han de estar en el volante. De esa forma evitará distracciones y su tiempo de reacción no aumentará. De todas formas esta rudimentaria práctica tendrá que repetirla una y otra vez porque el vaho no dejará de formarse. El trapo le vendrá muy bien si tiene estropeados los controles del climatizador de su coche, aunque si esto ocurre puede contar con nuestra red de talleres para arreglar este desperfecto.

Otro clásico: Abra las ventanas

Otra medida siempre útil es abrir un poco algunas ventanas del coche. De esta forma la temperatura exterior se equiparará con la de dentro del vehículo y el empañamiento se reducirá de forma drástica. También hay que tener en cuenta que esta práctica habrá que emplearla de forma paulatina, porque en estos días hace mucho frío e incluso la lluvia suele estar presente y el hecho de llevar las ventanillas abiertas puede costarnos un resfriado… que siempre será mejor que tener algún incidente de seguridad vial.

BMW rojo descapotable.

Un descapotable como este BMW roadster no necesita desempañar sus lunas… ¡pero el conductor puede pasar mucho frío! Foto: BMW.

Ya hemos visto que contra el vaho sirve tanto el aire caliente de nuestro coche como el frío. Se trata de provocar un cambio en la temperatura en el habitáculo del coche. Si utilizamos el frío, la temperatura se equiparará a la que hay fuera, mientras que con el calor, el vaho desaparece del mismo modo, pues contrarrestará los efectos de nuestra respiración y el calor que emitimos al dirigir los chorros de aire del sistema de calefacción hacia los cristales.

Esperamos que con estos lógicos consejos conserve el 100% de visibilidad durante la conducción en invierno, y es que en Qualitas Auto nos preocupamos por su seguridad y por ello ponemos a disposición de nuestros asegurados nuestro servicio de asistencia en viaje, para que nada quede al azar. Sienta la seguridad de una marca que tiene un gran compromiso con sus clientes.

Escrito por Ana De la Vega

Escribe un comentario